Cargando

Sa Figuera Borda, paraíso oculto en una cala secreta

Sa Figuera Borda es una de esas calas y playas secretas de Ibiza que pocos turistas e incluso no muchos ibicencos conocen debido a su aislamiento y a su difícil acceso; pero estas características son precisamente las que la han convertido en una de las calas más aisladas de la isla, permitiendo que se conserve en un estado “casi natural” -si exceptuamos las escaleras de acceso y las casetas de los pescadores- y en un excelente grado de conservación.

🏖️ Un paraíso desconectado del mundo

Es sin duda una de las calas más atípicas que podemos encontrar en esta isla mediterránea, y de hecho por sus particularidades, muchos ni siquiera consideran a Sa Figuera Borda como una cala propiamente dicha, ya que de hecho el lugar no es más que el extremo de lo que es una cala que, rodeada por un acantilado vertical, resulta totalmente inaccesible.

Sea lo que sea, no está claro de dónde procede el nombre de este lugar; pero desde luego destaca por ser un sitio donde será difícil que encontremos a otros bañistas, y sobre todo por sus aguas transparentes de azul turquesa perfectas para bucear o simplemente para darnos un buen baño, sin los agobios de otras playas y calas de Ibiza llenas de turistas.

Sorprende que un lugar aislado como éste no esté muy lejos de las Platges de Comte, una de las playas -o conjuntos de playas, más bien- más conocidos y turísticos de Ibiza. Y sin embargo, en Sa Figuera Borda podemos llegar a sentirnos ajenos al bullicio de turistas mientras disfrutaos de una increíble puesta de sol. Eso sí: preocupémonos de cuidar el entorno y de dejarlo limpio, para que otros puedan también disfrutar de este singular lugar.

📌 ¿Dónde se encuentra Sa Figuera Borda?

Como acabamos de contar, Sa Figuera Borda es una cala que se encuentra no muy lejos de Platges de Comte (Cala Conta), al suroeste de la isla, y de hecho a no mucha distancia se encuentra otra pequeña cala “secreta”, Can embarcadero (Ses Xorollanes), encontrándose Sa Figuera Borda a sólo unos 200 metros al sur de esta última, justo al pie de un cabo elevado atravesado por un agujero en la roca que forma un arco natural de piedra.

Esta particular característica geológica convierte a Sa Figuera Borda posiblemente en una de las calas más originales de toda Ibiza; desde lo alto de ese arco natural descienden unas empinadas escaleras que llegan hasta el nivel del mar, y donde encontraremos también las típicas casetas varadero de los pescadores de la isla. No es de las calas de más difícil acceso, pero éste tampoco es sencillo y debemos ir con cuidado.

Sa Figuera Borda Cueva

ℹ️ ¿Qué podemos destacar en esta maravillosa cala?

Una de las primeras cosas que destaca de este lugar es, como ya mencionamos, el particular arco natural a cuyo pie se sitúa esta cala: un capricho de la naturaleza moldeado por el mar durante millones de años que los pescadores aprovecharon como refugio a cuyo pie construir sus casetas para sus barcos de pesca y sus aparejos. Hoy día algunas de estas casetas están abandonadas, pero se conservan las escaleras de acceso a la zona.

Sólo por la singularidad del lugar ya merece la pena acercarse hasta esta cala; pero si además lo hacemos a última hora de la tarde, poco antes del ocaso, podremos contemplar una de las puestas de sol más bonitas de toda Ibiza, con el sol ocultándose bajo el mar justo delante de nosotros. En verano, el sol se pone junto al islote de s’Espartar: lo dicho, todo un espectáculo.

A pesar de las construcciones de los pescadores, se trata de un lugar prácticamente virgen que además cuenta con unas aguas transparentes perfectas para el buceo. No obstante, es importante subrayar que los fondos son principalmente rocosos, por lo que si nuestra intención es darnos un baño lo recomendable es venir equipados con zapatos de goma o cualquier calzado similar que evite que nos hagamos daño.

Otra cosa a tener en cuenta es que, aunque el descenso no es complicado gracias a las escaleras construidas por los pescadores, no deja de tener su peligro si no bajamos con cuidado. Por otro lado, no existe ningún camino para llegar hasta la cala, y el más cercano -donde tendremos que dejar el coche- es de tierra y sin ninguna indicación. Gracias a esto, no obstante, este lugar se mantiene virgen y solitario.

📍 ¿Cómo llegar a Sa Figuera Borda?

Tal y como acabamos de explicar, no hay un camino de acceso señalado hasta Sa Figuera Borda. Lo mejor para llegar hasta aquí es conducir hasta Platges de Comte, y justo antes de llegar al parking de esta playa, tomar el desvió a la izquierda por un camino de tierra entre unos pinos.

Lo seguiremos unos 400 metros hasta ver a la derecha una enorme casa con muros blancos y palmeras, y tomaremos un camino a la izquierda bordeado con piedras. Seguimos este camino unos 100 metros hasta toparnos con una construcción -llena de pintadas- para la red eléctrica, en cuyas proximidades deberemos dejar el coche (cuidado que hay un precipicio).

Por supuesto, también existe la opción de llegar a pie hasta aquí desde el parking de Platges de Comte, son unos 10-15 minutos. Para llegar hasta las escaleras que bajan a la cala de Sa Figuera Borda, deberemos caminar desde la caseta eléctrica unos 100 metros siguiendo los acantilados en dirección sur. ¡Buen baño!

2

administrator

Open Boats

Comentarios (Sin Comentarios)

Comentarios (0):

Envía tu comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR