El Museo Puget en Ibiza es otro de los grandes secretos que podemos encontrar escondidos en los rincones más emblemáticos de la isla. Ubicado en el corazón de Dalt Vila, el reconocido recinto amurallado de la ciudad antigua de Eivissa, este centro transmite cultura por todos sus poros. Quien lo visita conoce de primera mano el pasado histórico y artístico de la mayor de las Pitiusas.

¿Qué ver en el Museo Puget?

Se puede visitar tanto su exterior, una casona que data de manera oficial del siglo XIX, como su interior, que acoge una vasta colección de obras pictóricas donadas por el propio Narcís Puget Riquer al Estado. ¿Quién fueron los nobles propietarios de esta casa y por qué se creó el museo? Te contamos los datos básicos para que puedas visitar el Museo Puget en tu visita a Ibiza.

Can Comasema: el edificio del Museo Puget

El actual Museo Puget se encuentra en una casona señorial también conocida como Can Comasema en la antigua Calle Mayor de Dalt Vila. El edificio constituye uno de los palacios más antiguos y mejor conservados del recinto amurallado y pone de manifiesto la elegancia y el distinguido poderío de sus primeros propietarios.

Según cuenta la historia balear, la construcción perteneció a la familia Comasema (de ahí su nombre) durante el siglo XIX, pero previamente había alojado a un clan catalán muy pudiente con el que estos estaban emparentados, los Laudes. No obstante, tampoco fueron los primeros. La parte más antigua de la casa y los escudos encontrados en algunos capiteles indican que los Francolí habitaron el palacio ya en el siglo XV.

Con este pasado histórico en la mente, se puede contemplar y admirar la estructura actual del Museo Puget en Ibiza. Si decides visitarlo, estos son los puntos de interés que no debes perder de vista:

  • La fachada principal, muy sobria y orientada al sur. Sobre su gran puerta robusta y labrada se encuentra el escudo de la familia Laudes.
  • El zaguán. Es un patio de luces con balcones que permite el acceso a la planta superior mediante una escalinata de piedra.
  • La planta central, compuesta por tres habitaciones comunicadas entre sí.
  • La planta superior, que constituye la muestra más palpable del gusto de la arquitectura medieval catalana por los espacios diáfanos.

El actual Museo Puget y su exposición permanente

Narcís Puget Viñas (padre) y Narcís Puget Riquer (hijo) son dos de los artistas ibicencos más importantes de la historia cultural de la isla, de ahí la importancia de la pinacoteca que lleva su apellido. Donada al Estado en la década de los 80, la colección de padre e hijo permaneció tutelada por el Museo de Mallorca y custodiada por el Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera hasta bien entrados los 2000.

El Museo Puget abrió sus puertas de manera oficial en el año 2007, fruto de un acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento de Ibiza. Desde entonces, la gran casona señorial acoge un total de 130 obras pictóricas con la firma Puget: óleos y dibujos distribuidos por temas como la vida rural, las costumbres ibicencas, los paisajes de la isla, etc.

Descubre el otro patrimonio cultural de la isla: su costa

¡Alquila un barco!