El Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza (MACE) está ubicado en el corazón de la ciudad amurallada, Dalt Vila, y constituye un recurso cultural más en el amplio catálogo de patrimonio histórico de la ciudad. Su estética exterior combina a la perfección con todo el entorno y, sin embargo, en su interior acoge obras artísticas de diversa índole creadas en las últimas décadas. Hoy en día, es uno de los museos más importantes de la isla y resulta imprescindible para conocer de primera mano el impulso creativo vivido a partir de 1960 de la mano de creadores nacionales e internacionales.

Qué ver en el Museo de Arte Contemporáneo de Eivissa

Como exposición permanente, el MACE pone a disposición de sus visitantes: una colección de dibujos de Marí Ribas; carteles artesanales de la extinta galería Carl van der Voort (Tàpies, Hans Hinterreiter, Mompó, Guinovart, Adolfo Schlosser, Erwin Bechtold, Chillida, Saura, Teixidor, Amadeo Gabino…); grabados japoneses procedentes de las sucesivas bienales; una pequeña colección fotográfica y otra videográfica.

Los inicios del MACE

El Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza fue inaugurado a finales de los años 60 en uno de los edificios históricos más emblemáticos de la ciudad antigua: una construcción militar de principios del siglo XVIII utilizada por la Real Fuerza de Ibiza como sala de armas y polvorín. Ubicado en el baluarte de Sant Joan, este edificio aparentemente austero guarda en su interior grandes secretos de la historia de España e importantes creaciones contemporáneas que nadie se debería perder.

Pero para entender su valor actual es necesario irse a sus inicios. El MACE debe su nacimiento al éxito de la primera edición de la Bienal de Ibiza. Celebrada en 1964, este gran evento supuso un auténtico revuelo en todas las esferas de la cultura, la sociedad y la política tanto en España como a nivel internacional. Dos ediciones más tarde, la semilla estaba a punto de florecer. En 1969, el Ayuntamiento de Ibiza inauguraba el Museo de Arte Contemporáneo de Evissa, uno de los primeros con carácter vanguardista de todo el territorio nacional.

Desde entonces, la galería ha acogido numerosas obras creadas por artistas ibicencos, españoles y, sobre todo, internacionales. Después de cinco años de reforma y tras ciertos descubrimientos arqueológicos en la zona, el MACE reabrió sus puertas en el año 2012 con una imagen interior renovada. Pero con su intención intacta: la de servir como centro de referencia de la vanguardia artística ibicenca. Los amantes de la cultura y de las vanguardias no pueden dejar la isla sin visitar el Museo de Arte Contemporáneo de Eivissa.

Después de una jornada de museos… ¿Te hace un paseo por el mar?

¡Alquila un barco!